Más de 1,1 millones de casos de cáncer de próstata fueron registrados en el 2012.

Se prevé que el número de casos de cáncer de próstata será casi el doble (1,7 millones) para el año 2030.

El cáncer de próstata es la sexta causa principal de muerte por cáncer entre los hombres de todo el mundo.

 

¿Qué es el cáncer de próstata?

La próstata es una glándula localizada inmediatamente debajo de la vejiga, frente al intestino grueso. Es la responsable de producir el líquido que protege y nutre a los espermatozoides.

El cáncer de próstata se presenta cuando algunas de las células de la próstata se reproducen mucho más rápido de lo normal, lo que resulta en un tumor. Si se deja sin tratamiento, las células del cáncer de próstata pueden eventualmente invadir partes distantes del cuerpo, especialmente los ganglios linfáticos y los huesos, produciendo tumores secundarios en un proceso conocido como metástasis.

Uno de los aspectos más preocupantes de la enfermedad es que la mayoría de los cánceres de próstata se desarrollan sin que los hombres experimenten síntomas en las primeras etapas.


 

Conoce los factores de riesgo

El cáncer de próstata sólo afecta al sexo masculino, ya que las mujeres no tienen glándula prostática. Los factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad incluyen:

Edad
A mayor edad es más probable ser diagnosticado con cáncer de próstata.

 

Historia familiar
Un hombre tiene el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata cuando tiene un padre o hermano que haya tenido la enfermedad.

 

Raza
Se presenta mayor incidencia en los hombres de raza negra africanos y afrocaribeños.

 

 

Síntomas, pruebas y tratamiento

Síntomas

No todo el mundo presenta los síntomas del cáncer de próstata. Muchas veces, los signos del cáncer de próstata son detectados por primera vez durante un chequeo médico de rutina.

Algunos hombres, sin embargo, experimentarán cambios en la función urinaria o sexual que podrían indicar la presencia de cáncer de próstata. Estos síntomas incluyen:

  • Necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche
  • Dificultad para comenzar a orinar o retener la orina
  • Flujo débil o interrumpido de la orina
  • Sensación de dolor o ardor al orinar
  • Dificultad para tener una erección
  • Eyaculación dolorosa
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Dolor frecuente o rigidez en la parte inferior de la espalda, la cadera o la parte superior de los muslos.

¿Qué hacer?

Si experimentas alguno de estos síntomas, consulta a tu médico.

 

Hazte exámenes

El propósito de los exámenes es detectar el cáncer de próstata en sus etapas más tempranas, antes de que progrese la enfermedad. Existen dos exámenes comunes para la detección inicial, y dependiendo de sus resultados se puede ser remitido a un especialista para una biopsia.

Examen rectal digital (DRE)
El DRE implica que el médico inserta un dedo enguantado en el ano, en donde es posible sentir la superficie de la próstata.

 

Examen de sangre PSA (PSA)
El examen de sangre PSA busca la presencia de la proteína específicamente producida por células de la próstata.

 

Biopsia
Con base en los resultados de los exámenes se puede ser remitido a un urólogo para una biopsia. Esta es la única manera de determinar si hay cáncer.

 

Nuestra recomendación es analizar tu situación con tu médico para decidir si la prueba es la opción adecuada. Juntos, podrían elegir el mejor procedimiento a seguir.

Como una ayuda para tener esta conversación, hemos trabajado en conjunto con la Sociedad International de Urología para desarrollar una herramienta para ayudar a los hombres y sus familias a embarcarse en el proceso de toma de decisiones.

Download Descargar PSA: ¿Examinar o no? (PDF sólo en inglés)

 

Opciones de tratamiento

Si has sido diagnosticado con cáncer de próstata, es importante tener en cuenta que muchos tipos cáncer de próstata son de crecimiento lento y podrían no necesitar cirugía u otro tratamiento radical. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Vigilancia activa
  • Prostatectomía
  • Radioterapia
  • La terapia hormonal
  • Quimioterapia

Si has sido diagnosticado con cáncer de próstata

Tómate el tiempo necesario para aprender acerca de las diversas opciones de tratamiento. Toma una decisión informada al buscar la asesoría de profesionales del área de la salud y de fuentes confiables.

 

Efectos secundarios

Dependiendo del tratamiento al que te sometas, podrías experimentar algunos de los siguientes efectos:

  • Incontinencia (pérdida involuntaria de orina)
  • Disfunción eréctil (dificultad para lograr o mantener una erección)
  • Aumento de peso debido a la terapia hormonal

Estos efectos secundarios tienen diferente duración dependiendo de cada persona.

Porque uno de los efectos secundarios del tratamiento podría abarcar la disfunción eréctil, el cáncer de próstata puede tener un impacto serio en las relaciones íntimas. Ya que muchas personas han pasado por esta situación durante el proceso de enfermedad, podrían decirte que el cáncer de próstata es una enfermedad que no sólo afecta al hombre, sino que además, impacta a la pareja. Asegúrate de involucrarla al momento de decidir respecto a las diferentes opciones de tratamiento.

Si experimentas algún efecto secundario

Hay tratamientos y medidas que puedes tomar para manejar muchos de estos.


 

Para acceder al listado de recursos de la salud masculina de Movember, por favor ponte en contacto con references@movember.com